Hiru (23.07)

Hiru (23.07)

… acudió fielmente cada uno de los diez amaneceres de aquel soleado julio. Hace (ya) tres años.

Con un canto alegre, que entraba por la ventana de ese hospital, a las faldas del monte Uzturre. Posado sobre aquel ciruelo iluminado por el sol, canturreaba alegre.

Cada mañana nos anunciaba el inicio de un largo día. El aita llegaba el primero. La izeba subía con los periódicos. Yo me tomaba un café (o dos… o tres). Y como gárgolas, nos instalábamos alrededor de su cama. Conversábamos largo. Llegaba Lucía. Pegábamos los dibujos que le hacían Ricardo y Sara (hoy enmarcados en la cocina del aita). Seguíamos conversando. Iñigo y Mercedes siempre pendientes de todo. Refrescábamos su cara. Hablábamos mucho. La inundábamos a muxotes potolos.

Nos acompañaba ella. Nosotros íbamos diciendo adiós (o gero arte). Como podíamos.

Durante diez mañanas, aquel pequeño pajarito de chalequito rojo cantó para ella. Tampoco faltó ese día. En el que el silencio lo inundó todo. Cuando tomé su mano. Y el txantxangorri cantó.

(…) Me dicen que nunca dejaré de echarte de menos, de extrañarte, de quererte, de necesitarte. Que seguiré emocionándome cada vez que pienso en ti. Y yo seguiré agradeciendo cada uno de los días que me regalaste y me hiciste siempre mejor. Amatxo, maite zaitut!

¡¡¡Compártelo!!!

12 pensamientos en “Hiru (23.07)

  1. jopeeeeeeeeee, ze politaaaaa eta ze gogorra… se me han puesto los pelos de punta. Esa mujer tenía que ser la pera para haber hecho a una persona como tú, tan completa y tan preciosa. Musu pitxurrita. Maite zaitut

  2. nudo en la garganta y lagrimas. de fuera y de dentro.
    qué orgullosa tiene que estar tu amatxu de tí neska polita.
    cuando dijimos gero arte a aitxitxe, también paso volando y cantando un gorrión en plena misa. yo quise pensar que era él diciéndonos que todo iba bien.
    MPB handi handi bat

  3. Me he emocionado, y aquí estoy con una sonrisa y con algunas lágrimas que quieren caer. Qué bonito Mirytxu!! qué bonito recordar ( o sea volver a pasar por el corazón) así, con pura poesía y agradecimiento a la amatxo

    Qué regalo para nosotras poder disfrutarlo contigo!!

    Eskerrik asko!! Besototes y apapachotes!!

    Ainhoa

  4. Miry maitia, zure mezuak gaurko eguna hunkiduraz bete digu… zein ederra idatzi duzuna…
    muxote eta besarkada potolo asko!!
    Anartz eta Ane

  5. Los pájaros suelen traernos mensajes, que golpean contra las ventanas cuando estamos distraidos. Te dicen «ey, no estás deprimido, estás distraido».Y así vuelve la sonrisa a tu cara y a tu presente.

    Gracias por crear hilos de luz y compartirnos tu corazón y a tu amatxu.

    Bendiciones a las dos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *