Autopalmadita

Autopalmadita

Hoy es un buen día para regalarte una autopalmadita en la espalda.
Por tu consistencia. Porque ahí sigues, día a día, caminando la Vida así como viene.
Por todo lo bueno que haces cada día.
Por cada vez que respondes con una sonrisa.
Por la ilusión y las ganas que le pones a esas pequeñas cosas.
Porque te das los permisos necesarios para darle espacio al enfado. Porque sabes pintar tu raya y marcar tus límites
Por cada una de las veces que pensaste que no podías y al final pudiste.
Hoy es un buen día para regalarte una autopalmadita en la espalda.
Porque estás aprendiendo a pensar (también) en ti y ponerte cuando toca, en primer lugar.
Y porque sí, porque hoy, te lo mereces.
Eeeegunon mundo!!

¿Te regalas una autopalmadita?

¡¡¡Compártelo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *